Blog do Tony

Rumo a 2015

Me duele mucho el pecho, tengo una zona roja y dura... *

Me duele mucho el pecho, tengo una zona roja y dura. Ingurgitación, inflamación, mastitis

Un pecho puede inflamarse y doler fundamentalmente por los siguientes motivos: ingurgitación, obstrucción de un conducto y mastitis.

La ingurgitación ocurre cuando los pechos producen más leche de la que el lactante extrae, aumentando ambos de tamaño y provocando dolor. Esto suele ocurrir al comienzo de la lactancia con la “subida de la leche”. Se da más frecuentemente en el primer hijo, y cuando se amamanta al bebé con horarios rígidos y pocas tomas al día, o se le ofrecen suplementos de suero o fórmulas infantiles. La ingurgitación es mucho menos frecuente cuando el bebé se pone al pecho desde el primer momento tras el nacimiento y muy a menudo (unas 12 veces) los primeros días. En épocas posteriores de la lactancia es más raro, pero puede pasar si hay separación momentánea de madre y lactante (hospitalizacíon de madre o hijo, horario de trabajo) o si el lactante mama menos por enfermedad u otro problema o, simplemente, al dormir más horas por la noche. Puede provocar algo de fiebre si la ingurgitación es importante.

El tratamiento se basa en: extraer la leche y calmar el dolor. Quien mejor extrae la leche es el lactante, por ello se le debe poner al pecho con frecuencia. Cuando los pechos están muy tensos el bebé puede tener dificultades para agarrarse, y conviene vaciarlos previamente, de forma manual o con un sacaleches, tras aplicar calor local (una ducha o baño en agua caliente) para producir vasodilatación y facilitar la salida de la leche. De esta manera se logra disminuir la tensión de la areola, y que quede blanda lo que facilita el agarre. La aplicación de frío local (compresas de gel frío o bolsas de hielo o verduras congeladas) entre las tomas alivia el dolor por su efecto vasoconstrictor y antiinflamatorio. Los medicamentos del tipo del ibuprofeno o el paracetamol también alivian el dolor y son compatibles con la lactancia.

La obstrucción de un conducto lácteo surge como consecuencia de un vaciado defectuoso o ineficaz de un lóbulo mamario, por una mala técnica de lactancia o por la utilización de sujetadores de talla o modelo inadecuado que producen una compresión excesiva. En raros casos puede obedecer a una malformación u otras lesiones de la mama (quistes, tumores), que favorecen la obstrucción del conducto.

Se manifiesta por la presencia de un bulto doloroso en el pecho y enrojecimiento de la piel de esa zona. Generalmente no hay fiebre ni síntomas generales.

El tratamiento es similar al de la ingurgitación, se debe aumentar la frecuencia de las tomas y aplicar calor local antes de las mismas. Si hay mucho dolor, conviene ofrecer primero el lado sano para que realice las primeras succiones, que son más vigorosas, en el pecho que no duele, y se ponga en marcha el reflejo de eyección, que facilitará la salida de la leche. Cuanto la madre note la subida de la leche, cambiará al bebé de pecho para que vacíe bien el lado afecto.

Hay que colocar al lactante de forma que su lengua facilite el drenaje del conducto (la zona del pecho que mejor se vacía es la que queda en contacto con la lengua) y realizar durante la toma un masaje suave sobre la zona afecta, moviendo el pulgar por encima del bulto, en dirección hacia el pezón, para facilitar el drenaje. Si el niño no vacía bien el pecho, después de la toma convieneterminar de extraer la leche con un sacaleches.

La madre debe utilizar durante el día un sujetador adecuado, bien ajustado, pero elástico, que no provoque una excesiva presión.

La mastitis consiste en una inflamación de uno o varios lóbulos de la mama, que puede acompañarse o no de infección. La mastitis no infecciosa se presenta como consecuencia de una retención de leche no resuelta. El cuadro puede evolucionar a una mastitis infecciosa, ya que la retención de leche favorece el crecimiento bacteriano. Se manifiesta por dolor intenso y signos inflamatorios (enrojecimiento, tumefacción, induración) en un cuadrante de la mama, dependiendo del lóbulo afecto. En ocasiones se presenta un dolor lacerante “como agujas que se clavan hacia dentro del pecho” por inflamación de los conductos galactóforos. La mastitis generalmente se acompaña de síntomas generales similares a los de un cuadro gripal: fiebre, escalofríos, malestar general, cefaleas, nauseas y vómitos. Hay casos demastitis subclínica que cursan con poca sintomatología.

Es importante saber que la leche del pecho afectado no tendrá ningún efecto perjudicial en el niño, por lo que no se debe suspender la lactancia materna, aunque la madre esté tomando medicamentos (se utilizarán aquellos compatibles con la lactancia). La infección no se transmite al lactante y además al continuar la alimentación al pecho mejora la evolución de la mastitis y disminuye el riesgo de complicaciones.

El tratamiento debe iniciarse precozmente, en las primeras 24 horas, para reducir el riesgo de complicaciones: abscesos y mastitis recurrente. Se deben seguir los consejos citados para la ingurgitación y la obstrucción de un conducto: aplicar calor local antes de las tomas, masaje, posición adecuada, tomas frecuentes, extracción manual o con sacaleches al final de la toma y aplicar frio local entre las tomas. Si es necesario, se administrarán analgésicos, como el ibuprofeno (400 mg cada 8 horas) o el paracetamol (650 mg cada 8 horas). El reposo en cama durante uno o dos días es parte importante del tratamiento.

La leche del pecho enfermo es ligeramente más salada, lo que puede producir rechazo del lactante a mamar de ese lado y obligaría a la utilización más frecuente del sacaleches.

Se debe tomar siempre una muestra de leche (obtenida por extracción manual, desechando las primeras gotas) para hacer un recuento de leucocitos y bacterias y realizar un cultivo que permitirá identificar el agente causal y el tratamiento de elección: antibiótico durante 10-14 días en el caso de una infección bacteriana o antifúngicos locales y/o generales durante un mínimo de 2 semanas en la infección por Candida.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Category: Uncategorized

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*